¿Cómo puede ayudar el tratamiento audio-psico-fonológico?
Sin entrar más a fondo en las causas que lo pueden producir, un bloqueo tiene varias manifestaciones, teniendo presente la triple función de la escucha:

Niños

Entre otros, problemas de equilibrio, coordinación corporal, en la motricidad fina (como cogen el lápiz) de caligrafía, en el lenguaje tanto oral como escrito, y por tanto, en el proceso de aprendizaje debido a la dificultad de sostener la atención, que deriva en falta de concentración y por tanto en la dificultad de memorizar. Y como consecuencia de las situaciones descritas, el niño puede llegar a manifestar problemas emocionales y de comportamiento.

Adultos

A parte de los problemas de atención, concentración y memoria descritos en el caso de los niños, la falta de maduración del sistema nervioso se manifiesta en una falta de habilidades en una u otra área de la vida, que sitúan a la adulto en una situación de estrés permanente para poder hacer frente a las carencias. Este estrés sostenido puede convertirse en ansiedad ya la larga producir cuadros depresivos. En la sociedad que vivimos, el grado de estrés psicosocial al que se ven abocados los adultos puede generar dificultades psico-somáticas, entre ellas, el bloqueo de la escucha como rechazo o modo de defenderse de la situación ( coloquialmente diríamos que "nos desconectamos").

Ancianos

El propio proceso de envejecimiento conlleva una pérdida gradual de las habilidades funcionales y cognitivas, y la escucha no es una excepción, aparece la presbiacusia. A nivel general se produce una disminución de la energía vital disponible. Con la neuro-estimulación de la escucha se consigue aumentar el nivel de energía cerebral.

Además de las diferentes aplicaciones de la técnica Tomatis de estimulación neurofuncional de la escucha en el recorrido vital de una persona, hay dos ámbitos profesionales en los que la técnica resulta especialmente favorecedora. Músicos

La reeducación de la escucha es fundamental para aquellos músicos, cantantes o intérpretes de instrumento, que han perdido la afinación, o que desean incrementar su registro vocal.

Aprendizaje de idiomas

Cada idioma tiene un registro de frecuencias sonoras a partir del cual se articula su fonética. Si una persona no puede escuchar bien estas frecuencias fundamentales, no podrá reproducir el acento del idioma sencillamente porque no tendrá la referencia en memoria. Con el entrenamiento auditivo se puede proporcionar al oyente la capacidad de integrar las frecuencias fundamentales a partir de las cuales el aprendizaje de la lengua es posible. (Obviamente, será necesario además de realizar el entrenamiento auditivo, seguir cursos del idioma escogido).