Tipos de lentes de contacto
Lentes GP

Las lentes de contacto permeables al gas son lentes personalizadas para cada usuario, se fabrican con la más innovadora tecnología y con los materiales más avanzados. Estas permiten pasar un alto porcentaje de oxígeno a la córnea. La firmeza y diseño de los materiales, permiten una visión muy estable y una alta calidad visual.

La permeabilidad de las lentes GP permite gozar al usuario de una mejor salud ocular respecto a las lentes blandas. La lente GP permite el paso de oxígeno necesario para garantizar una correcta fisiología ocular especialmente en aquellos usuarios que llevan las lentes muchas horas al día.

Tienen mayor duración que las lentes blandas y su mantenimiento es más sencillo. El material de estas lentes es más resistente a los depósitos.

La adaptación de las lentes GP está especialmente indicada en los siguientes casos:
  • Usuarios con una pobre calidad y cantidad de lágrima. En estos casos la lente blanda es un inconveniente ya que provoca enrojecimiento ocular e intolerancia a la lente a las pocas horas de uso. Las lentes GP no producen sequedad ocular.
  • Usuarios de lentes blandas que tienen frecuentes conjuntivitis por una intolerancia al material de la lente o a los productos de mantenimiento (especialmente los conservantes de las lentes blandas).
  • Usuarios con astigmatismos elevados, ya que las lentes GP proporcionan una visión más estable.
  • Usuarios que presentan córneas irregulares como queratocono. En estos casos, las lentes GP ayudan a frenar su progresión.
  • También están indicadas después de una cirugía post-lasik cuando queda una miopía o astigmatismo residual.
Lentes Blandas

Las lentes de contacto de hidrogel (blandas) son lentes de contacto fabricadas con material óptico hidrófilo que proporciona flexibilidad a la lente permitiendo que se adapte a la forma del ojo.

Este material permite que las lentillas se adapten más fácilmente y sean más cómodas de usar.

Estas lentes son más económicas que las GP, producen menos distorsión corneal y son adecuadas para practicar deporte.

Aunque también presentan ciertas limitaciones como:
  • Una corta duración, ya que son más frágiles y están sujetas a la rápida acumulación de depósitos en sus superficies.
  • Cuentan con una permeabilidad al oxigeno menor que las lentes de contacto GP.
  • El material de estas lentes tiende a deshidratar más el ojo, con lo cual pueden generar sintomatología. Y si se utilizan de forma prolongada pueden producir complicaciones inflamatorias como la conjuntivitis papilar o la queratitis.
Existen varias modalidades de lentes de contacto blandas entre las que incluyen:
  • Lentes de contacto de uso diario convencional: son aquellas que tienen un intervalo de reemplazo de 6 a 12 meses en función del deterioro de la lente.
  • Lentes de contacto desechables: de uso quincenal, mensual o de uso diario.