Realizamos revisiones visuales a niños a partir de los dos años. Se realizan pruebas específicas para cada caso, en función de la colaboración y madurez del paciente y se ofrece un diagnóstico precoz (que puede resultar determinante a la hora de evitar problemas a largo plazo).

Los primeros años de vida son fundamentales para el perfecto desarrollo de la visión, por lo que el diagnóstico precoz es fundamental para prevenir defectos visuales como:
Miopía
Astigmatismo
Hipermetropía
Estrabismos
Ambliopía (ojo vago)
SOLICITAR VISITA