Las lentes de contacto nocturnas, son unas lentes de contacto especiales basadas en la técnica de la ortoqueratología (ORTO-K). Esta técnica permite corregir defectos de visión como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo, sin la necesidad de someterse a cirugía ni de utilizar gafas ni lentes de contacto durante el día.

El tratamiento es reversible y seguro gracias a la estructura corneal que es flexible, plástica y moldeable de manera que al interrumpir el uso de las lentes, los cambios que se habían producido en el ojo volverán a su estado inicial.

Al no ser necesario ninguna ayuda visual durante el día se convierte en un sistema ideal para deportistas, opositores, personas que trabajen en ambientes con polvo o simplemente quienes tengan inconvenientes en el uso de gafas o lentes de contacto en un régimen de uso convencional. Otra de las principales ventajas para la elección de la ortoqueratología es el posible control de la miopía en niños.

La ortoqueratología es una técnica altamente especializada, que no esta al alcance de todos los profesionales. Requiere conocimientos especiales, tecnología adecuada y una gran experiencia.