¿Cómo se desarrolla un programa de terapia visual?
Tener una visión 100% no es suficiente, no implica tener una capacidad visual perfecta. Existen un conjunto de habilidades del sistema visual, la gran mayoría desconocidas por la población en general, que interfieren directamente en la calidad y en la capacidad visual. Todas estas habilidades , son esenciales para conseguir un buen rendimiento visual. Estas habilidades son las que se trabajan con un programa de terapia visual.
1.
Se realiza un examen optométrico en el que se evalúan cada una de las habilidades del sistema visual.
2.
Con el resultado del examen optométrico, nuestros especialistas diseñan un programa de terapia visual, en función de las necesidades de mejora visual de cada paciente.
3.
Se plantean los ejercicios encaminados a trabajar aquellas áreas que se presentan alteradas o deficitarias durante cada sesión de terapia. El paciente debe realizar una serie de ejercicios que precisan de la tecnología que dispone nuestro centro y que se realizan bajo las directrices de nuestros terapeutas en la consulta.
4.
Se programan unos ejercicios específicos para realizar en casa. Es muy importante realizar los ejercicios todos los días realizando las repeticiones oportunas. Y sobre todo es importante ser muy constante. Con estos ejercicios programados en casa se pretende actuar a nivel neurológico.
En paralelo, desde la consulta se realiza seguimiento para evaluar si se están realizando correctamente los ejercicios en casa, y se van programando nuevos ejercicios.