¿Cómo se diagnostica un problema de escucha?
El diagnóstico se realiza en la primera visita mediante el Test Tomatis o Test de Escucha, entre otras pruebas. Se hace un escaneo del nivel de percepción de la persona en las diferentes frecuencias del espectro auditivo (de 125 a 8000 Hz).Y viendo dónde hay dificultades de respuesta se obtiene la información sobre qué áreas hay que intervenir con las sesiones de escucha.

A partir de aquí se establecerá un plan individualizado, marcado por un terapeuta experto, que promoverá un trabajo específico para reforzar las áreas auditivas necesarias para madurar el proceso de escucha.